Blog

Adiós a Stephen Hawking

Adiós a Stephen Hawking

Amanecemos hoy, 14 de marzo, con la noticia del fallecimiento de Stephen Hawking, probablemente uno de los científicos más famosos de todos los tiempos, y con seguridad el más famoso de los científicos actuales. La casualidad quiso que naciera en 1942, el mismo día que se cumplían 300 años de la muerte de Galileo Galilei, y la casualidad se lo lleva en la misma fecha en la que se celebra el nacimiento de Albert Einstein.

Muere el científico brillante que nunca ganó el Nobel, pero muere también el hombre que ha sido un ejemplo de coraje y voluntad, al que la enfermedad (ELA), no solo no supo rendir, a pesar de que en el momento que se le diagnosticó, la esperanza de vida que le dieron fue de dos años. Ni siquiera pudo apagar su sentido del humor y sus ganas de vivir. Podría contar muchas cosas que se han escrito hoy y se leerán estos días sobre él, pero eso lo dejo para otros. Simplemente quiero rendir mi humilde homenaje a una mente brillante, que hoy nos deja un poco más solos a todos en ese Universo que él nos ayudó a comprender. Un ser humano inspirador, incluso para aquellos que nunca se acercaron a su obra. Me quedo con estas palabras suyas, que nos sirvan para darnos cuenta de que, por mal que a veces nos podamos sentir, lo mejor es mirar al cielo con la seguridad de que todavía nos esperan muchas cosas por ver, por aprender, por vivir.
 “Mirad a las estrellas, no a vuestros pies”