Blog

Censura en ARCO

Censura en ARCO

Para mí, que por mi forma de trabajar y las herramientas que utilizo soy más artesano que artista, la obra conceptual de artistas como Santiago Sierra me queda un poco lejos.

Dicho esto, hemos sabido estos días que su montaje "Presos políticos", ha sido retirado de ARCO, y sin entrar a opinar sobre la obra que ha causado toda esta polémica, la censura a la que se ha sometido y a la que su galerista, Helga de Alvear se ha plegado, me parece del todo un despropósito. Primero por el hecho en sí mismo. En pleno siglo XXI estamos viendo cómo en este país se retiran libros de las librerías por orden de un juez, se lleva a juicio a personas por contar chistes en las redes sociales, o por cantar canciones que denuncian y sacan los colores de determinadas personas e instituciones, situación de la que se ha hecho eco el mismo New York Times. Segundo, porque la excusa de quitarla "para evitar polémicas" genera polémica por sí misma, y los mismos argumentos de quienes han presionado para que la obra se retirase simplemente han reforzado al mensaje que Sierra lanza con ella, y contribuído a la difusión de la misma. De hecho, la obra se vendió por 80.000 € nada más ser descolgada. Santiago Sierra es un artista militante y hace años enfrentado al sistema, al que denuncia con sus obras y sus gestos. En 2010 rechazó el Premio Nacional de Artes Plásticas aduciendo que "el premio instrumentaliza en beneficio del Estado el prestigio del premiado". Uno no puede evitar pensar que, siendo licenciado en marketing, Sierra sabe más que los ratones coloraos, y que se está frotando las manos con todo esto. Es un artista consagrado que no necesita de estas cosas para ser reconocido en todo el mundo, pero, como bien decía Oscar Wilde, "Hay algo peor en el mundo que hablen de ti, y es que no hablen de ti".

Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.
More information Ok